Hablando en plata

Yo no quiero que fluya el crédito

Oir en el mismo telediario blanco y negro, y estar de acuerdo con ambos, es la prueba de que en España lo que nos falta es juicio y nos sobran inocentes y culpables. Todos coincidimos en culpar a los bancos de esta crisis (primer error, pues las culpables son las cajas), por dos razones: la primera por haber concedido préstamos a quienes no son ahora capaces de pagarlos. Ya sabes como el banco concedió la hipoteca a una persona con un contrato precario, lo justo es que ahora se aguante si el pobre hombre se queda en paro. Estamos de acuerdo ¿verdad? Ahora la segunda razón, no facilitar el crédito que necesitan las empresas, los bancos no nos permiten salir de la crisis porque han cerrado el grifo, obligando a muchos a echar el cierre. También de acuerdo ¿no?

¿Entonces deberíamos obligar a la banca a conceder préstamos a empresas en quiebra, y mañana cuando no puedan pagar les volvemos a culpar por conceder crédito a quien no puede pagar?. Seamos serios, o blanco o negro, y lo digo a sabiendas de que habrá quien merezca el crédito y no se lo concedan (seguramente porque se lo habrán concedido a alguien que no lo merecía pero conocía a la persona adecuada), como conozco a quien no deberían prestarle ni un euro y sin embargo se lo conceden.

Me gustaría que este país aprendiese a diferenciar, porque en economía no todos somos iguales. Que fluya el crédito hacia familias sobreendeudadas o empresas mal gestionadas no resuelve sino que agrava sus problemas y los de todos. Que fluya ese mismo crédito para empresas con proyectos viables (que funcionarán o no) o para familias solventes es algo que nos vendría muy bien a todos, incluidos los bancos a los que les presumo el afán por ganar dinero y justo ahí es donde ellos tienen su negocio.

Be Sociable, Share!
Etiquetado en: , ,

Get Adobe Flash player