Hablando en plata

Un arbitraje condena a un banco a renegociar una hipoteca

Un rayo de esperanzaEn el programa de televisión De Buena Ley, del día 17 de mayo de 2012, una mujer ha llevado a un viejo amigo, director de una oficina bancaria, ante el inminente embargo de su vivienda. Sólo he visto el final, el fallo, pero ha sido impactante…

Hace tiempo, cuando todos eran amigos, el banco, a través de su director, concedió un préstamo hipotecario para la compra de una nueva casa. Como tantos españoles, han tenido la desventura de caer en situación de desempleo, con lo que no pueden atender el pago de la deuda, y la entidad financiera, en su perfecto derecho ha optado por ejecutar la garantía para hacerse con el inmueble. Perdida la amistad, que nunca debió intervenir en la concesión de un préstamo, se acude al arbitraje (el programa televisivo) para tratar de solucionar el problema: ella para pedir justicia, más en el plano ético que en el plano legal; él en la convicción de ahorrar al banco el más largo y costoso proceso judicial.

El fallo del árbitro ha sido, cuando menos, sorprendente pues tras reconocer la legalidad de la actuación de la entidad, le ha recordado el elevado presupuesto que dedica anualmente a publicidad, para ganar la confianza de sus clientes, y le ha condenado a suscribir el código de buenas prácticas bancarias, y por ende a renegociar las condiciones hipotecarias: ampliación de plazo, carencia, disminución del tipo de interés… Esta árbitro se ha atrevido a hacer lo que tantos juristas piensan, en la convicción de aplicar el objetivo teleológico de la justicia: equilibrar la balanza.

Yo soy de los que opinan que los contratos son para cumplirlos, por lo que no puedo compartir ese fallo por mucha empatía que sienta por la mujer, entre otras cosas porque el código de buenas prácticas me parece deleznable desde el punto y hora que no extiende su aplicación a todas las personas sino que practica una discriminación positiva por nivel de renta difícilmente justificable. Pero también soy de los que piensan que hay que asumir el riesgo y ventura de los negocios, los bancos deben asumir sus pérdidas y tratar de minimizarlas, no imbuirse del espíritu de Gollum: el piso es míiiio, mi tesooooro. Cuando se concede una hipoteca se cobran comisiones e intereses, el banco gana y me parece justo. Cuando no se puede atender el pago, el banco pierde y me parece igual de justo, de ahí que el tipo de interés no represente sino el riesgo inherente a la operación. Ahora bien, donde la banca se equivoca es en la forma de asumir dicha pérdida, al atesorar inmuebles, con sus costes de mantenimiento y venta (en su caso), y malvenderlos en el mejor de los casos, de forma que únicamente consigue aumentar la cifra de pérdidas y apalancarse en un producto ajeno a su negocio. Mitigaría considerablemente su impacto negativo si optara por llegar a acuerdos en función de las condiciones del cliente, y podríamos discutir que se hiciera bajo la intervención de un experto independiente, que garantice que no se aumenten las pérdidas para la entidad ni se carguen costes injustos al cliente. El Estado por su parte debería ceñirse a otorgar las oportunas exenciones fiscales  y reducciones aranceralias, por motivos obvios, a estas operaciones.

En cualquier caso, no está mal que un árbitro ponga en su sitio a toda una entidad financiera. Me alegro por esa familia.

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “Un arbitraje condena a un banco a renegociar una hipoteca

  1. Francisco Manuel

    Este tema es molesto, lo mires por donde lo mires, y sobre todo destapa lo más ruín de las personas que se han dedicado a la banca.
    Se han dedicado durante años a engañar a las familias, hacerles creer que si en ese momento ganaban 1500e, por que no meterse en una hipoteca de 1000€ o 1200€, remodelar la casa, comprar buenos coches y vivir de… por encima de sus posibilidades.
    También destapa, lo que somos el españolito de a pie ( tú no claro!!), “si estos me lo dan pues trae pa ca”,… ni más pensar en costes, posibilidades de impagos, si lo que te queda es suficiente para tomarte una cerveza a la semana o tendrá que ser una vez al mes,… si lo que te están pidiendo como aval, tendrá alguna repercusión en el futuro,…

    Pero esto no queda aquí, grandes beneficios adquiridos por la banca , repercutidos en dividendos al accionista, descomunales sueldos a las altas instancias, dado que su nivel de responsabilidad es muy, muy elevado,….y más… y ahora grandes perdidas que nadie asume, aquellos con grandes responsabilidades, han cambiado sus grandes sueldos por grandes indemnizaciones, planes,… PERDÓN dije que nadie asumía las perdidas, si hombre!!!, no sabes que ahora somos bancarios todos???, Papá Estado asume, y compra las perdidas, y como todos somos Papá estado( cierto que unos más que otros, pero …)

    En fin, es triste pensar que tenemos lo que nos merecemos, aunque claro yo no, yo lo hice bien, incluso lo pago todo con IVA.


Get Adobe Flash player