Hablando en plata

Toma de decisiones racionales

Toma de decisiones al contratarLa empresa toma decisiones constantemente, con la información que tiene a su disposición, tratando de conseguir maximizar su beneficio. Ese es el objetivo, puesto que las empresas se crean para ganar dinero, igual que los trabajadores curran por su nómina, y las ONG por sus fines concretos y no por otros distintos.

Supón que tienes dos candidatos a un puesto de trabajo, exactamente iguales, pero exacta, exacta, exactamente… salvo:

– Uno se casa en dos meses. El convenio colectivo dice que hay que darle días de vacaciones y un dinerillo. El otro ya está casado ¿Contratas al soltero o al casado?

– Uno tiene un operación prevista para dentro de dos meses, el otro no. La baja es inevitable.

– Uno espera un hijo para dentro de dos meses. Ya sabes…

– Ambos esperan un hijo para dentro de dos meses, uno es hombre y otro mujer. Ambos tienen derecho a baja, aunque una más larga que la otra.

¿Te sientes discriminador de solteros, tienes algo contra la gente enferma, embarazada o los padres…? Yo no veo motivo, has elegido con lógica el menor coste para la empresa, siendo ambos candidatos exactamente iguales en todo lo demás.

Ojo, yo no quitaba ninguno de esos derechos de los trabajadores, pero negar que tal como están planteados en España un derecho de un trabajador supone un coste para la empresa es sencillamente mentir. Imagina que por cada día de baja, además de dar al trabajador lo que corresponda, la empresa percibiera del Estado mil euros ¿a que tu elección de candidato sería justo la contraria? Ni Juan ni Juanillo, hay que tratar de establecer las reglas del juego más justas para todos los jugadores, y asumir que si no son justas, es normal que los jugadores tengan preferencias. Si jugamos un partido de fútbol, y me toca elegir jugador escogeré al gordito al último, y eso no me convertirá en gordichista, elegiré en función de las reglas que hayamos establecido, un jugador cada capitán por turnos, y tú harías lo mismo con el gordito, la chica, el que tiene la pierna rota…

Si quieres defender los derechos del trabajador hagámoslo juntos, con la verdad, sin hacer trampas al solitario ni echarle la culpa a la baraja.

Be Sociable, Share!

2 pensamientos en “Toma de decisiones racionales

  1. Luis G. Chacón

    Ángel, no son costes, son las reglas del juego. Y no todas las empresas las aceptan, seamos justos. Y tampoco todos los trabajadores. Si nos ponemos reglas, cumplámoslas.

    1. Angel María García García Autor de la entrada

      Querido Luis no me juegues con la dialéctica, ahí no tengo posibilidades ni de pelear.
      Yo creo que he sido claro, pero para que no quede duda, por el uso que haces de las comas:
      No son costes, son las reglas del juego“. De acuerdo, digamos que tenemos las siguientes reglas del juego:
      1. En caso de matrimonio del trabajador, la empresa asumirá el coste de darle 15 días de vacaciones.
      Por mucho que cambies el orden de las palabras, juegues con las comas, con la empatía y, en resumen, con la dialéctica, eres hombre versado y sé que sabes perfectamente que eso es un coste para la empresa. Para todas las empresas, si efectivamente, es una regla para todos, pero a mal de muchos consuelo de tontos (sé que odias los refranes, por eso los uso), que afecte a todos no hace que el coste desaparezca. Tampoco decir que eso es un coste para la empresa creo que tenga que tener ninguna connotación negativa, ni para unos ni para otros, es simplemente poner de manifiesto un hecho; también puedo decir sin sonrojarme que el salario es un coste para la empresa, y no por ello estoy defendiendo la esclavitud, ni diciendo ninguna tontería, simplemente lo es, igual que es una regla más del juego, es posiblemente uno de los costes más rentables para la empresa, es un coste que en unos casos está sobrevalorado y en otros sobrevalorado… pero es un coste, incluso aunque haya empresarios que paguen menos de lo que dice la nómina, que eso es otra película y engancho con la segunda parte de tu crítica.
      Hombre no mezclemos, seamos justos, las empresas que no respetan las reglas del juego están fuera de esta discusión. Es como si me dices que como hay quien saca chuletas en los exámenes todos debemos llevar nuestros propios folios de apoyo. Yo no soy político, soy economista, y no juego a embaucar. Quien incumple, sea empresa o trabajador (gracias por meter a ambos y demostrar que no eres un cínico de los que suelen salir cuando se habla de estos temas) pues a los tribunales, y eso sería otro tema que no es el que nos ocupa.

      Si nos ponemos reglas cumplámoslas, TOTALMENTE DE ACUERDO, ¿en qué momento te ha parecido que digo lo contrario?. Eso sí, una cosa es cumplirlas y otra muy diferente es negar su existencia. Si jugamos al parchis y las reglas me dicen que tengo que tirar un dado, el que yo quiera de una caja de dados, los miro y resulta que unos dados son normales, otros tienen dos 5 y otros ningunos… pues elegiré el que tiene más 5 para salir antes, cumpliré las reglas ELIGIENDO LA MEJOR OPCION, que parece que se nos olvida que el empresario elige al trabajador entre los que libremente se postulan al puesto, no se asignan trabajadores por riguroso turno, y en ese momento, y conociendo las reglas del juego, las reglas del juego hacen que unos trabajadores sean más bonicos que otros, ya sea por los motivos que he dicho, o porque se otorgue subvenciones a la contratación de unos sí y otros no, ya lo quieras llamar costes o reglas de juego con posibilidad de uso de comodines.


Get Adobe Flash player