Hablando en plata

Te regalamos el IVA… una publicidad ¿correcta?

¿Regalan el IVA?Acabo de escuchar una vez más, esta vez en la cadena SER, que Carrefour regala el IVA de los alimentos a los mayores de 65, seguida de toda suerte de elogios hacia la cadena de distribución por su maravillosa contribución al bienestar social, puesto que se preocupa de proteger a la tercera edad… Qué poco me gustan los periodistas de hoy en día. A nadie se le escapa que la publicidad gratuita que está recibiendo la empresa en todos los medios sufraga buena parte del coste de la campaña publicitaria, yo diría incluso más dando mi más sincera enhorabuena a los creadores de la campaña puesto que consigue mejorar varios puntos la imagen corporativa, lo más costoso y difícil de lograr.

Me gustaría comentar dos aspectos de esta campaña, uno de índole político-económica y otra de índole de economía doméstica: ¿Os parece adecuado que se anuncie a bombo y platillo, aunque sea de forma aparente que no real, el fraude fiscal? ¿Se están ahorrando algo quienes compran “sin IVA”?

Empecemos por el bolsillo. Los productos alimenticios tienen el IVA reducido 8% o superreducido 4% incluido en su precio. En una cesta habitual habrá más productos del 8% que del 4% (os animo a mirar tickets de establecimientos como Lidl o Supersol que ofrecen el detalle por tipos de IVA), digamos el doble (siendo muy generosos para con la cadena), así que si el total son 32 euros, el IVA incluido en la cesta será de 2 euros. Ese descuento equivale a un 10%, no perdón, es menos, exactamente un 6’25%. Sin duda, como todo descuento, es de agradecer, pero si vemos el total de la cesta que se llevan esos compradores, es decir, incluimos detergentes, alcohol, etc… seguramente la cesta total se iría a los 100 euros (nuevamente mirad un ticket desglosado), con lo que el descuento de 2 euros se queda en un descuento muy similar al que te hacen por usar la tarjeta de fidelidad. Ojo, no digo que la cadena engañe ni mucho menos, es una campaña más, dirigida a un público muy particular (por cierto el que menos se desplaza a ese tipo de tienda y opta por el Coviran o Mercadona más cercano), que no es precisamente la que más descuento ofrece y desde luego no se trata de ayudar a nadie.  Si hablamos de la campaña de Caja Granada de lléveses su casa sin IVA, ¿un 4% de ahorro sobre el precio final cuando las casas se han devaluado digamos un 20%? No hay que ser muy listo para equipararlo a campañas como la de que te regalan los electrodomésticos, la cocina, 3.000 euros… En conclusión, lo importante no es el envoltorio es el producto, no nos dejemos embaucar por la publicidad y analicemos el precio y calidad del producto a la hora de hacer nuestra compra (no veo a los mayores de 65 años dividiendo entre 1,08 para obtener el precio sin IVA en mitad de un pasillo).

La segunda cuestión es más personal. No me gustan las campañas que juegan con la idea de defraudar, por principios, pues es lógico que como individuo todos queramos pagar menos, pero el Estado debería cuidarse de que no se “eduque” a la gente en que es posible llevarte una casa sin IVA, o que te lo regalen, máxime cuando no es cierto ya que el nuevo precio llevará el IVA incluido. Sería genial que un juez llevara la campaña a su cumplimiento estricto, haciendo que descontaran nuevamente el IVA y así sucesivamente hasta que resulte un precio cero, que es la única forma de que realmente no lleve IVA. Ya sabemos que la justicia no pena las “mentirijillas” (eso del dolo bueno…) de la publicidad si el mensaje no induce a error, así que me gustaría que igual que sacan leyes para tantas tonterías que saquen una que prohiba enaltecer el fraude, tanto en publicidad como en los medios de comunicación. Y eso porque los que realmente podrían solucionar el problema, los periodistas, entran al trapo y difunden el mensaje alabando la medida: gracias Carrefour por no cobrarnos el IVA, eres como mi fontanero (con la diferencia de que Carrefour seguro que ingresa el IVA y el fontanero a veces se le olvida). Vergonzoso.

Be Sociable, Share!

Get Adobe Flash player