Hablando en plata

Si bajan el IRPF ¿por qué me retienen más?

la retención en la nóminaSólo hay una cosa peor que la falta de información y es cuando se recibe tanta información, dirigida a la generalidad de la gente, que una inmensa mayoría se termina sintiendo extraterrestre en su casa. Los grandes titulares de periódicos y telediarios recogen lo que sin duda es cierto, este año 2016 ha vuelto a bajar el impuesto sobre la renta, y, en teoría, todos los trabajadores deberían haberlo notado en sus nóminas pero… eso es como decir que a los hombres les gusta el fútbol.

El problema es que se mezcla una información objetiva, que sí es aplicable a todo el mundo: en 2016 el impuesto de la renta es menor que el año 2015. Con otra que es imposible generalizar, el tipo de retención aplicable, y ello por una cuestión bien sencilla: el cálculo de la retención es muy complejo, incluye circunstancias personales que varían con el tiempo (por ejemplo, si ha nacido un nuevo hijo, si un niño cumple los 3 años, o los 25….) y circunstancias económicas que también dependen de cada ejercicio (por ejemplo podemos empezar a cobrar un trienio) e incluso que son meras expectativas (por ejemplo al pasar de un contrato temporal, que se espera que termine, a uno indefinido donde ya no se prevé esa finalización de la relación laboral), con tantas variables generalizar es ganas de equivocarse.

Así por ejemplo, una persona que gane exactamente lo mismo en 2015 y en 2016, pero cuyo hijo cumpla los 3 años, al perder la deducción adicional para hijos menores de tres años, verá que su tipo de retención lejos de bajar lo que hace es subir, ya que tiene más peso la pérdida de la deducción que la rebaja fiscal. Eso no quita que la renta sea menos gravosa este año, de hecho si no se hubiese bajado, el tipo de retención habría subido mucho más… pero eso no sale en el telediario.

Be Sociable, Share!
Etiquetado en: ,

Un pensamiento en “Si bajan el IRPF ¿por qué me retienen más?

  1. misael

    Sí, estimado Ángel, es como la estadística del pollo. Si tu comes pollo y yo ese día ni lo caté, a ojos de los sociologos, políticos, periodistas, argonautas y demás manifaceros, tu y yo nos habremos zampao medio pollo cada uno.

    Vivimos en una sociedad de consumo. Se consume comida, vivienda, señoritas, noticias, drogas,… todo para adentro y sin digerir. ¿ Hacia donde camina el homo sapiens? Hay quien piensa que se está convirtiendo en homo gañanis.

    saludos


Get Adobe Flash player