Hablando en plata

Prohibido el Efectivo. Anteproyecto de Ley

TPV no es pago en efectivoComo es habitual, por desgracia, de lo que se oye (léase me pregunta) a lo que finalmente se plasma en una Ley hay tanta distancia como entre una reforma laboral y el anunio en la radio de un sindicato oponiéndose a ella, tanto como entre lo que hace un juguete en manos de mi hijo o en manos del niño del anuncio.

El anteproyecto de Ley, que todavía no es Ley y por tanto todavía se puede hacer lo que venga en gana, establece que no se podrá pagar en efectivo (para quien no lo sepa, un cheque al portador es tan efectivo como un billete de 500€, y aunque no los veas existen) las operaciones en las que una de las partes sea empresario o profesional, con un importe igual o superior a 2.500 euros. Eso tiene dos sencillas implicaciones:

a) Si yo pongo un anuncio en la web y vendo mi coche por 3000 euros a un estudiante, podemos hacer el negocio en efectivo. Por cierto, ni hacienda le preguntará al estudiante de dónde ha salido el dinero, ni a mí qué ha pasado con mi coche, aunque seguramente ambas cosas tendrían que pagar impuestos… eso puede seguir en B, que no pasa nada, que bonita es la Ley.

b) Si voy al supermercado y compro algo, como una de las partes es empresaria (mercadona, coviran, ….) aquí sí existe el límite de 2.500 euros. Por suerte nunca gasto más de 2.000 en un carrito, así que no habrá problema con este ejemplo.

Hasta aquí lo que sabíamos. Ahora toca ver la letra pequeña, que es lo que nos preocupaba a los profesionales. Porque yo voy al super digamos 1 vez a la semana, hay 52 semanas en un año, si gastase de media 50 euros en total serían… 2.600 euros ¿¿¡¡puedo pagar en efectivo!!?? La Ley debería aclarar esto (pero no lo hace), de igual forma que a nadie se le escapa que para evitar la Ley sería tan sencillo como fraccionar el cobro en tantas cantidades inferiores al límite como fuese necesario (esto sí lo arregla). Veamos qué dice la norma de todo esto, por lo menos necesitará 20 o 30 líneas… ah, no, basta con 3:

“A efectos del cálculo…se sumarán los importes de todas las operaciones o pagos en que se haya podido fraccionar la entrega de bienes o la prestación de servicios”. Ahora vas y lo cascas, que diría aquel. Yo creo que con dos o tres asesores más, de esos baratitos que manejan los políticos, no habrían podido ser más imprecisos. Dios nos coja confesados como aprueben este texto. Veámoslo:

Sumar pagos: es lo único claro y que han hecho bien. Si por ejemplo compro un coche que vale 10.000 euros, y me ofrecen pagarlo en 5 meses a razón de 2.000 euros cada pago, la ley dice que no podré realizarlos en efectivo, puesto que tendremos que sumar todos los pagos en los hemos fraccionado la entrega de bienes. Fácil, lógico, predecible y aplaudido.

–  Sumar operaciones: Seguramente habría alcohol en la reunión legislativa, porque en caso contrario no me lo explico. Es evidente que el objetivo es evitar el fraude sencillo de que si alguien se lleva materiales por valor de 3.000 euros, pues hacemos dos facturas de 1.500 euros y listo. Con la ley, como habría que sumar operaciones, fraude eludido…. ¡ponme otra copa, que los tengo dominaos!. En un mundo de color de rosa, o de ron con limón, el asunto es así de sencillo. Pero donde yo vivo, cualquiera te mostraría uno de estos caminos:

a) Podemos hacer una factura de 1500 al hombre, y 1500 a su mujer. Eludido, que bueno soy, ¡ponme un café que yo no bebo!

b) Podemos poner 1500, a clientes de contado (lo cual está prohibido desde hace muchos años, pero en la práctica ….)

c) Pues te compro la mitad a tí, y la otra mitad a la competencia. ¡Un café! Entra en escena un economista ávido, y dice, no te molestes en ir a la competencia, yo he creado otra empresa, así que te vendo la mitad con una y la otra con la nueva. ¡Ese café, que venga con tostada!

Evidentemente hay muchos caminos, y todos llevan a Roma, a eludir la norma, y se complican conforme aumenta la cifra. Pero lo malo no es que sea fácilmente eludible, sino que la Ley me crea un problema con la gente honrada, como siempre. Imagina por ejemplo que tengo una ferretería, y que una cooperativa agrícola suele comprarme sus herramientas, las van pagando al contado, y yo remito la factura mensualmente. ¿Tendríamos que sumar las operaciones del año y dejar de cobrar en efectivo? De locos, porque sólo podrán comprobar y sancionar cuando mi cliente sea empresario dado de alta, al que yo facturo, porque si es un albañil en B, como vendrá a comprar como particular, no da sus datos y no tendrá problema alguno. Esta ley se convierte en un incentivo para pasar al lado oscuro.

Como veis, sumar los pagos en que se fraccione una venta es muy lógico, pero ese aspecto de sumar operaciones no tiene sentido, no es operativo y perjudica a quien cumple, tal como está redactado. Además hay una pista fantástica en todo esto, si quieres luchar contra el fraude realmente, tienes que identificar SIEMPRE a quien realiza la compra, o el chapucillas seguirá sin tener problemas. Y eso es muy complicado, demasiado para pensarlo con unas copas, señores.

Es el anteproyecto, esperemos que corrijan las deficiencias, porque sin duda controlar los pagos en efectivo es controlar el dinero negro.

Be Sociable, Share!
Etiquetado en: , , , ,

Un pensamiento en “Prohibido el Efectivo. Anteproyecto de Ley

  1. Francisco Manuel

    Magnifico, como siempre, en un país de pillos, donde el honrado es un personaje a extinguir, al cual apuntan con el dedo como “mira que tonto, pues no va y paga impuestos…”
    Un gobierno de Derechas, que intenta controlar el fraude y el dinero negro, vuelve a apuntar con el dedo al honrado, empujando a los sinvergüenzas a ser aún más pillos… Solo espero que luego estos no se quejen de sanidad, educación, carreteras,… incluso es posible que se manifiesten “… yo pago mis impuestos…”
    Estamos en un país de sinvergüenzas,… tenemos casi casi lo que nos merecemos.


Get Adobe Flash player