Hablando en plata

Montar una empresa: ¿falta de liquidez?

riesgo al montar una empresaMontar una empresa, además de la implicación personal, supone asumir una inversión con riesgo elevado. El riesgo es lo que asume el inversor a cambio de obtener beneficios futuros, pone en juego su dinero con la esperanza de recibir más dividendos de lo que obtendría con un plazo fijo… reflexionemos con algunas ideas al respecto:

  • Riesgo implica ganar o perder, y no convierte al inversor en caballero ni villano, ni envidio a quien gana ni me da pena quien pierde. Quien no arriesga no gana, pero tampoco pierde. Esa es la gran diferencia entre el socio y el trabajador, las demás se derivan de ésta, y por supuesto no hace mejor a uno que a otro.
  • El riesgo no es sólo por el dinero que se inyecta al negocio directamente. Si se pide un préstamo, lo normal es que vaya avalado por el socio, que por tanto está asumiendo también el riesgo. Cuando yo valoro entrar en una empresa como socio, mido no sólo el capital a desembolsar, sino también el nivel y grado de implicación en los préstamos presupuestados. Hay que medir qué nivel de pérdidas estás dispuesto a soportar, y si no puedes asumirlo, yo prefiero dejar pasar el barco a arriesgar mi vida, pero cada uno decide su riesgo…
  • El riesgo se puede compartir, para eso están los socios. Compartir el riesgo supone compartir lo bueno y lo malo, si hay pérdidas serán menores, y si hay beneficios también. En estos casos lo importante es diferenciar sueldos y beneficios, desde el principio, para que luego no haya problemas entre los socios. Y tener clara la visión estratégica de la empresa. Dejar las decisiones para más adelante es cómodo, pero supondrá elevar el nivel de discusión en el futuro, puesto que es más fácil llegar a un acuerdo teorizando que con dinero encima de la mesa.
  • La obsesión española del todo o nada es una lacra para nuestras empresas. Yo prefiero un décimo premiado a repartir con 10 amigos, que nada… Si tenemos confianza en el negocio, si pensamos que va a ser rentable, es sólo cuestión de ver si esa rentabilidad compensa la inversión, en tiempo y dinero… He visto negocios rentables que no se han montado porque quien tiene la idea no quiere pagar por el capital que necesita, sin el cual el negocio no se puede montar, y por tanto se ha quedado con el 100% de nada.

Asumir riesgos económicos es algo que hacemos todos, al comprar el décimo de Navidad, calculas el nivel de pérdidas que estás dispuesto a asumir y procuras no pasarte de ese presupuesto. Con las empresas sólo cambian los importes, y que la suerte aunque interviene no es tan decisiva.

Be Sociable, Share!
Etiquetado en: ,

Get Adobe Flash player