Hablando en plata

Fondos de inversión ¿GARANTIZADOS?

Los productos financieros no son complicados ni malos, ahora bien, los que los comercializan no son siempre tan honestos. Ahí va un sencillo consejo: cuanto más largo y bonito sea el nombre, más posibilidades de que estén disfrazando a la mona de seda. No se trata de demonizar a nadie sino todo lo contrario no te autoengañes, si no quieres más riesgo no pidas más rentabilidad.

Últimamente varios clientes me han consultado sobre fondos de inversión garantizados, de distintas entidades financieras, todos ellos seguros segurísimos según el banco, y con mejor rentabilidad que productos alternativos. Sirva esto como lecciones básicas de teoría financiera:

1. Riesgo y tipo de interés son dos caras de la misma moneda. Hay monedas de céntimos y de euros, pero no existen monedas con cara de 2 euros y cruz de 5 céntimos, y si alguien te la enseña creo que sería fácil saber que es falsa ¿no?. Pues ya sabes, si hay mayor tipo de interés…. hay más riesgo.

2. Los videntes también te ofrecen toda su garantía. La garantía es lo mismo que el aval en una hipoteca, si el que tiene que cumplir no lo hace se le pide al que garantiza o avala. Hombre, no es igual que la garantía sea del Estado, de un banco solvente, de un trabajador o de Amancio Ortega. No te autoengañes y pregunta quién es el que da esa buenísima garantía, y recuerda que nadie habla mal de sí mismo.

3. Renta fija, la inversión más segura pero no infalible. Esto es más difícil de explicar, el tema es que estos productos (los de renta fija) son los que menos riesgo tienen, pero riesgo hay absolutamente en todos los productos, y la renta fija también los tiene. Iremos a dos ejemplos: la deuda pública griega es renta fija, pero ya sabemos que hay quien ha perdido parte de su dinero; las participaciones preferentes son renta fija… no haremos leña del árbol caído;  Pero veamos un ejemplo sin nombres ni emociones: supongamos que se compra una cosa, da igual el nombre, que consiste en que te devuelven el dinero dentro de 10 años con un interés anual del 3%.  Imposible perder… pues resulta que sí se puede. Imagina que al día siguiente sale otra cosa exactamente igual, pero que paga el 4%. Si esperas los 10 años, no pierdes nada, y ganas tu 3% anual, pero si por lo que sea decides vender tu cosa es lógico que el que te la compre quiera que le descuentes del precio el 1% que deja de ganar por comprarte a tí en vez de coger la otra cosa nueva, acabas de perder un 1% anual.

4. Los Fondos viven de la comisiones. Busca y encontrarás normalmente dos comisiones, aunque puede haber más: por comprar, vender, por gestión anual… Detrás de los fondos hay personas y empresas, y hay que pagarles por su trabajo. Si las comisiones son digamos un 1’5%, y además nos ofrecen mayor rentabilidad que productos tradiciones ¿en qué demonios estarán invirtiendo nuestro dinero? Pues por ejemplo en deuda de las comunidades autónomas, y esto nos lleva al punto 5….

5. Comprar sin intermediarios suele ser más rentable. Los pagarés que han emitido casi todos los bancos, la deuda de la autonomías, la propia deuda pública… son también renta fija, garantizada por quien la emite, y con rentabilidad superior a los plazos fijos. Si queremos asumir más riesgo hagámoslo bien, comprémoslos directamente, sabiendo que corremos el riesgo de que quien lo emite no pague cuando llegue el vencimiento, pero sabiendo exactamente el riesgo de quién estamos asumiendo (no escondiendo la cabeza bajo la tierra de un fondo que además criticaremos por especulador con el telediario de turno), y de paso nos ahorramos las comisiones del fondo. Pero recuerda como empezamos, si al final sale rana, y salvo estafas que tienen abierta la vía judicial, no culpes a nadie de que la codicia te llevara a pedir tanto tipo de interés que al final el riesgo se convirtiera en realidad.

En definitiva, antes de lanzarte a la compra de un producto financiero piensa bien qué es lo que buscas, y no pidas peras al olmo, rentabilidad y riesgo van siempre de la mano.

 

Be Sociable, Share!

4 pensamientos en “Fondos de inversión ¿GARANTIZADOS?

  1. Misael

    Ángel,

    Clarificador tu artículo para los que somos profanos en el mundo de la rentabilidad del dinero.
    Yo, ahora mismo, visto lo acontecido en Expaña, no me fio ni de los notarios. Lo siento pero no. El asunto “preferentes” ha sido un buen ejemplo de estafa generalizada y planteada desde arriba (CNMV, BdE, gobierno, Cajas de Ahorro, partidos políticos, sindicatos, etc..) y ejecutada por mercenarios bancarios. ¡ Y no pasa nada ! Para más inri, el asunto “Chipre” me ha dejado k.o.

    Por cierto, me decía el funcionario el otro día en el servicio de “Renta de la A.ºE.ºA.ºT” que:
    primero) el IRPF efectivamente ha subido para todo hijo de vecino y eso ya se notó en la campaña pasada.
    segundo) con las preferentes, aquellos que las tienen, no podrán hacer borrador, los que tengan derecho a devolución cobrarán en Septiembre y los bancos y CAJAS están dando valor de “ganancia” a la conversión de preferentes en acciones, así que a pagar por ello. ¡ vaya tela !

    Así que lamentablemente, Expaña, no es un país jurídicamente fiable porque te pueden expropiar una casa porque sí, te pueden devolver un pagaré y oiga ! no pasa nada ! ¿ Dónde estaban los órganos reguladores cuando Ruiz Mateos estafaba con sus pagarés ?

    Para colmo la subida de la retención por IRPF de hace un año, cuando el IVA, hace menos rentable el ahorro. ¿ y qué decir decir del robo (no tiene otro nombre) a los ahorradores con la consigna no escrita del BdE para que no se pagarán rentabilidades a plazos fijos superior a N% cuando el estado se estaba financiando pagando rentabilidad más altas ? Acaso quería que todos compráramos deuda basura expañola.

    Mi consejo, sin tener idea de casi nada es: buscar rentabilidad en plazo fijo de banco ni patrio ni portugués o fondo de inversión no nacional. Lo siento, ya he visto demasiadas cosas, cosas increíbles: no me fio nada de la gente y el gobierno de mi querida, de la tierra que amo, que es ESPAÑA.

    Un cordial saludo.

    1. Angel María García García Autor de la entrada

      Hola Misael, ya te echaba de menos. Puff, cuantas cosas… Vamos con lo fácil, los que han convertido sus preferentes efectivamente no pueden confirmar su borrador, como tampoco lo habrían podido hacer si las hubieran vendido antes de que se montara todo este estruendo, así que no hay que escandalizarse lo más mínimo. En cuanto a que los bancos están comunicando ganancias… problemas del “corre ve y dile”, si tu tienes un producto que compras por 100 y te lo cambian por otro que vale menos, por mucha imaginación que le eches es imposible que tengas una ganancia, otra cosas es que tengas lo que se conoce en el impuesto como una ganancia O PERDIDA patrimonial y que la gente se quede con la mitad de las palabras que le interesa para seguir quejándose.

      En cuanto a lo des expropiaciones… para mí lo peor es obligar a promotores a cambiar de negocio y dedicarse al alquiler, soportando el coste fiscal del cambio que supone la ruina de muchos. La expropiación propiamente dicha, aunque no la comparta, tiene el justiprecio que teóricamente compensa al empresario, así que lo podría tolerar como medida política, siempre claro que empezaran por todas las viviendas de empresas públicas de suelo (ya sabes, las de tu ayuntamiento y el mío).

      En cuanto a preferentes, pagarés y demás historias… el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Hay gente estafada en preferentes, y confío en que la justicia pondrá las cosas en su sitio, pero creo que son los menos. Los más son personas que invirtieron en un producto financiero con mayor rentabilidad que los plazos fijos, que “no escucharon” o sencillamente no quisieron informarse de sus riesgos (y si quieres ahorrarte pagar un profesional luego no te puedes quejar, igual que si arreglas tú los cables y te cargas la instalación no le echas la culpa a Endesa), y como he repetido mil veces: mayor rentabilidad, mayor riesgo. Es como lo que comento de fondos de inversión en deuda de países de la OCDE (fíjate qué fácil: pones en google OCDE y te sale la lista, incluyendo a Grecia ¿es seguro?) y te aseguro que son muchas las personas que (ahora al menos me llaman) me llaman asegurándome lo seguros que son, y cuando se lo explico y ven que la alternativa da menos rentabilidad… unos lo dejan y otros invierten. Allá cada uno con su inversión (que no digo yo que sea mala).

      En fin, me quedo con que cada uno es libre de decidir qué hacer con su dinero, y debe ser consecuente con su decisión.

  2. Misael

    Muchas gracias por tus observaciones.
    Al hilo del post, dice hoy un periodico que la Troika se está pensando el echar mano a los depósitos expañoles de más de 100.000 €. ¡ No pasa nada ! Suma y sigue. Otra noticia más en la misma dirección. Otro mensaje para los inversores que se puede traducir en “Dinero: huye de Expaña”.No debería el arreglo de la economía desmantelar el sistema legal. No debería.

    Recuerdo cuando aquel empleado de banca, al que le tenía cierta simpatía, me comentó lo positivo que era que yo me hiciera plan de pensiones: caray, me dije: ¡ qué bien visto ! Me lo hice. Y de lo único que no me arrepiento es que hace un par de años dejé de hacer aportaciones. Los planes de pensiones son “el dorado” de los bancos: dinero sin pagar intereses y todavía hay quien se cree que son un buen sistema de ahorro.

    Ángel, la losa, hay que volver a la losa: si no rentua que no rentue, pero seguridad no le falta.

    Un cordial saludo.

    1. Angel María García García Autor de la entrada

      jajaja muy bueno lo de la losa. En cuanto a los depósitos… absurdo. Si ni siquiera se ha pedido todo el dinero que nos prestan ¿qué sentido tiene echarles mano a los depósitos? Absurdo.

      Un cordial saludo


Get Adobe Flash player