Hablando en plata

Explicar por qué el BCE no presta directamente a los Estados

Banco central europeo

Banco central europeo,

Son muchos los descalificativos que se dirigen al Banco Central Europeo (BCE), como si fuera un ser creado de la nada en lugar de una institución creada por los propios países que ahora lo descalifican, por prestar dinero a los bancos a un bajo tipo de interés para que ellos lo presten a los Estados a tipos más altos.

El error no está en el BCE, veamos por qué. Imaginemos que efectivamente el BCE prestara directamente al estado español lo que necesite, a un tipo de interés muy inferior al que ahora dicta la conocida prima. Así se acabarían los recortes, y con ellos todos los problemas de España. Es más podríamos subir las pensiones no contributivas a 1.500 euros, qué menos se merece quien nunca ha cotizado pero tiene más de 65 años, podríamos regalar unas clases particulares a quienes suspenden más de 4 veces una asignatura y en lugar de subirle las tasas también se las regalamos para que vea que valoramos el esfuerzo que realiza al matricularse cada año,… Bromas aparte, lo que está claro es que ningún político haría nada, no mejor ni peor sino simplemente nada, por remediar una situación en la que el Estado gasta muuucho más de lo que ingresa. Como el BCE le seguiría prestando la bola iría creciendo, hasta el punto de que como resulta que estamos literalmente fabricando dinero para que el Estado lo gaste llegaría un momento en que ese dinero no valdría ni el papel en el que se imprime.

No hay que imaginar mucho, eso ya ocurrió, y fue una de las peores crisis económicas del mundo. Desde entonces, se trata de evitar que sea excesivamente fácil acudir al Banco Central, y en Europa se optó por ese sistema de prohibir la financiación directa. Ya sabemos que no es igual ir a un buffet libre que comer a la carta.

Entendido esto, la crítica debe reorientarse a quien es doblemente culpable: el estado español. Por un lado por no controlar el déficit: tengamos en cuenta por ejemplo que se podrían cerrar todas las televisiones públicas y no se ha hecho, o cualquier ejemplo que se te ocurra incluido incluso bajar las pensiones. Y por otro lado es también culpable, porque el sistema europeo se basa en que sean los bancos los que asuman los riesgos de prestarle a los Estados, pero si llegado el momento de asumir ese riesgo resulta que el BCE o los estamos europeos en conjunto asumen el coste (llámese rescate a Grecia por ejemplo) pues es como si escondes el chocolate para no engordar y cada día le haces una visita. Recuerda que el culpable no es el chocolate: tú lo compras, tú te lo comes. No puedo terminar sin recordar que los mal llamado bancos que se han rescatado en España antes se llamaban cajas, lo que en términos económicos es prácticamente equivalente a un banco público, por si alguien sigue culpando al mercado y pidiendo bancos públicos que no se rijan por el beneficio sino por políticos, sindicatos o la Iglesia.

Be Sociable, Share!

Get Adobe Flash player