Hablando en plata

Depósitos bancarios con coletillas

Productos financieros de ahorroEl otro día estaba haciendo cola en un banco y vi a una pareja de ancianos contratando un producto financiero, haciendo una y otra pregunta a la que el bancario respondía una y otra vez, en una especie de diálogo de besugos. La pareja insistía mucho en cuánto iban a obtener como mínimo, mientras el bancario, tras indicarles lo que cobrarán con toda seguridad recordaba que, bajo ciertas condiciones, cobrarían mucho más.

Un plazo fijo es ese producto que consiste en dejar cierta cantidad de dinero en el banco, que no puedes tocar durante un determinado plazo, a cambio de recibir una cantidad mayor cuando acabe, que además conoces desde el primer momento. Si para explicarte esto te tiras media hora hablando con el bancario… evidentemente eso no es un plazo fijo. Claro que hay que entender a esta pareja, llegaron, preguntaron por cuánto le daban por meter sus ahorros de toda la vida en un plazo fijo, y el bancario le ofrecería que en torno al 1%, ¡qué miseria! y poco a poco se entablaría una conversación en la que los intereses de todos están bastante claros:

– La pareja quiere ganar mucho dinero sin hacer nada, dejar el dinero y a cobrar, y por supuesto sin riesgo. Recuerda que cuando es a cobrar todo es una miseria y cuando es a pagar todo es carísimo.

– El bancario quiere que el dinero se quede en el banco, colocar un producto y a ser posible el que le piden para cumplir objetivos ese mes.

Pueden pasar dos cosas, que el bancario sea un estafador, mienta descaradamente y le diga a esta pareja que hay otros productos exactamente iguales que dan más rentabilidad….  O que sea un hombre honesto e indique que para conseguir más rentabilidad hay que asumir algo de riesgo y explique las condiciones del producto.

Claro que a su vez pueden pasar dos cosas de las que nos solemos olvidar: los ancianos. Pueden ser de esos que cuando van a la carnicería y ven ternera a 28 euros y ternera a 8 euros, compran la más barata porque son exactamente iguales. O puede que sean de esos que, según su bolsillo y su apetito, decidan comprar una u otra ternera sabiendo que son cosas distintas aunque ambas sean ternera.

En este caso el truco publicitario, que la única estafa que yo veo en estos productos, consiste en coger un plazo amplio, 2 años, y en vez de pagar como el plazo fijo un 1% cada año, te ofrecen el 1’75% el primer año, ¡casi el doble!, y el segundo un complemento si no se qué cesta de valores llega a no sé que precio… Pufff, cálculo financiero muy sencillo para mi abuela que no pudo ir a la escuela: nadie da duros a cuatro pesetas.

Be Sociable, Share!
Etiquetado en: , , ,

2 pensamientos en “Depósitos bancarios con coletillas

  1. Luis G Chacon

    En el fondo, amigo Ángel, todo se reduce a una sola cuestión; la combinación de la natural codicia del género humano con la inexistente cultura financiera de este país, nos acaban conduciendo de burbuja en burbuja sin solución de continuidad.


Get Adobe Flash player