Hablando en plata

¿Contrato un SEO para posicionar mi página web?

Posicionador SEO, community manager, gestor de reputación… nuevos perfiles profesionales que han proliferado mostrándose como expertos en una pequeña parcela del marketing de la empresa. La tecnificación lleva a este desarrollo, y son evidentes las ventajas de la especialización, como pueda serlo la del asesor fiscal en lugar de un abogado generalista. Pero, ¿a todo el mundo le interesa contratar estos servicios?

Sin perdernos en ROIs y demás tecnicismos, hablando en plata, es una sencilla ecuación con básicamente tres incógnitas:

  1. Precio del servicio. Como todos los servicios profesionales los hay buenos, malos y regulares; caros, en precio y baratos. Pero ojo, mucho ojo, de no identificar caro-bueno, en precio-regular, barato-malo… En este caso lo que nos interesa destacar es  que cuando te plantees contratar este servicio debes barajar una horquilla de precio para poder echar cuentas. Quizás 1 simple euro al mes sea tirar el dinero, y 10.000 euros mensuales pueden ser la mejor inversión que realices en tu vida, el precio es una de la claves a considerar, no la única, pero sin duda es imprescindible tenerla en cuenta y ponerla en relación a la calidad del servicio recibido.
  2. Mi negocio. Si eres el dueño de un bar en un pueblo de la Alpujarra Granadina, no tiene sentido invertir en posicionar tu página, pues al escribir en google “bar Antonio capileira” vas a salir tú seguro, sin ayuda profesional, además, conseguir salir el primero al escribir sólo “bar” no va a aumentar tus ventas de cafés. Ahora bien, si tu negocio es una clínica dermatológica en Madrid, invertir en posicionamiento hará que no salgas en la página 35 del buscador. Es decir, debes plantearte tanto si google, por ser tu negocio prácticamente único, te posiciona naturalmente, sin ayuda, como si el hecho de posicionarte te va a traer más ventas.
  3. Cifra de ventas. Esta variable es más compleja, pues se trata de ver si tu producto tiene margen suficiente para asumir y rentabilizar la inversión en posicionamiento. Básicamente se trata de poner en relación las dos variables anteriores, y en base a tus ventas habituales, tratar de estimar (ojo, estimar no adivinar, con sus errores de cálculo y todo) qué precio del servicio puedes asumir en tu negocio en función de los incrementos de ventas esperados. Hay una forma sencilla de hacerlo si no quieres hacer los cálculo, bueno dos, la primera contratarme a mí, y la segunda si tienes dinero que arriesgar y no te supone un quebranto: prueba unos meses (al menos 6), dota un presupuesto, mide los resultados (mucho cuidado con los plazos y mediciones, puesto que los resultados no son inmediatos en internet) y decide si continuar o no.

El mejor profesional que yo conozco en este ámbito, al que pido consejo cada vez que puedo (busca asesoría fiscal granada en google, la mía es Ecoboga), trabaja en Sidn, y simplemente viendo su web puedes aprender mucho sobre posicionamiento Seo, marketing online, gestión de reputación y eso que llaman community manager.

Be Sociable, Share!

4 pensamientos en “¿Contrato un SEO para posicionar mi página web?

  1. Misael

    Ángel,

    Pues la verdad es que voy bastante “pilladito” con el community manager y similares.
    ¿ Qué pasa cuando todo el mucho contrata un posicionador Google ? Supongo que se entrará en una lucha sin cuartel por posicionarse, de la que mejor parados salen son los propios posicionadores…
    Lo que me llama poderosamente la atención es que estos nuevos sistemas de marketing, que parecían tan lejanos, ya están aquí y han llegado para quedarse, fragmentado aún más el negocio de la publicidad. En internet hay muchas opciones de marketing: desde los Adwords de Google, a patrocinar programas gratuitos… En general, creo yo que hay que combinar todas las opciones: buzoneo de publicidad, cuña en la radio, page rank en google, valla publicitaria, y … todas son compatibles… y todas suman… supongo que depende del tipo de negocio…

    Un cordial saludo

    1. Angel María García García Autor de la entrada

      Hola Misael, la clave está en tu última reflexión: depende.
      Internet es un nuevo canal de ventas y comunicación, y desgraciadamente dada la escasa formación empresarial nos encontramos con empresarios que creen que ignorar el problema equivale a solucionarlo, y con otros que se vuelcan como si eso fuese a arreglar todos sus problemas. Te cojo el ejemplo de la valla publicitaria y te devuelvo tus preguntas:
      ¿Qué pasa cuando todos quieren contratar la misma valla) Pues que el que sale mejor parado es el dueño de la valla jejeje, pero no olvides que el que decide anunciarse o no, a un precio determinado, es el anunciante y por tanto (salvo quienes invierten sin analizar) también gana.
      Si surge una nueva valla se fragmenta el negocio… eso no es malo, todo lo contrario.
      Y en cuanto a combinar opciones, todas como dices compatibles, todas suman… es el viejo problema de la economía: asignación de recursos escasos. Se dota un presupuesto para marketing, se deciden unos objetivos, y luego se decide si vallas, radio, buzoneo…. o posicionamiento en internet. A esto último es a lo que yo me dedico profesionalmente, y te puedo decir que son pocos los empresarios que admitan análisis de marketing, casi todos deciden más en base a sus gustos personales, amigos, y sobre todo comerciales de uno u otro medio. Recuerdo un cliente que iba a salir en la tele, no por un objetivo empresarial, sino simplemente porque le habían hecho una oferta MUY BUENA y había que aprovecharla… ¿conoces el chiste del catalán que se encontró un botón?

      Volviendo al tema, hay que considerar internet como tu local. Hay negocios que no necesitan estar en una calle de primera, y otros en los que la localización es la clave. Hay negocios en los que el escaparate no es importante, y otros que se muestra como la única posibilidad de vender… Igual pasa con la web, para unos no merecerá la pena ni tenerla, para otros basta con que figure teléfono y dirección, y para otros es el único canal de venta posible. Dicho eso, habrá empresarios que puedan asumir la inversión, quienes pudiendo no lo hagan y quienes en un vano intento de lograr el éxito abran en una calle de tercera un negocio que requiere la Gran Vía.

      Saludos

  2. Misael

    Ángel,

    Eres muy amable respondiendo tan extensamente mi comentario. No sabía lo que hacías exactamente, y si lo hubiera sabido me hubiera ahorrado alguna tonteria que he dicho.
    Pues claro que tienes razón. El ecosistema publicitario hacia el que todo se decanta es Internet y Google su profeta. Estar arriba en el buscador es estar en la cresta de la ola del marketing y de las posibilidades de negocio. Las cosas son asi, y como tu dices, no se arregla con que el empresario oculte bajo tierra la cabeza y repita una y otra vez “Nada ha cambiado ! Todo sigue igual ! Estoy haciendolo bien !”. Esa actitud de pasividad conducirá paulatinamente a que el negocio vaya a menos. El mundo ha cambiado: internet es el marco de casi todos los negocios, y entenderlo antes es mejor que dejarlo para cuando sea demasiado tarde. Tampoco basta con decir, “pero si yo no entiendo de internet y esas cosas”. ¡ Pues claro ! Tampoco yo entiendo de oftalmologia y llevo gafas. Hay alguien que “ya entiende por mi”.

    En fin, Ángel, que ya tenemos presupuestos, que según parecen auguran un mejor vivir en tierras patrias. Que los funcionarios y pensionistas podrán pensar y quizá con fundamento que han sido agraviados por ellos. Que la buena noticia, para mi, es que el iva de momento no lo suben: yo todos los dias me despierto contento porque en el nuevo dia el iva sera el mismo que el dia anterior.

    Recibe un cordial saludo


Get Adobe Flash player