Hablando en plata

Cómo llegar a fin de mes. Primero saber, luego decidir

presupuesto familiarLa solución es sencilla, ganando muuucho. Sin embargo, a lo largo de mi vida profesional he podido comprobar que no se trata tanto de cuánto dinero ganas como de cómo te lo gastas, ya que os aseguro que hay quien gana 10.000 euros… AL MES… y tiene dificultades para llegar a fin de mes.

Si lo reducimos a un problema de economía pura, el problema es que tienes más necesidades que cubrir que dinero para pagarlas. Dado que normalmente no tenemos medios para incrementar nuestros ingresos, que es lo ideal, habrá que ser práctico y centrarse en los gastos. Y lo primero que debemos recortar es…. alto ahí, ese es el mayor error que puedes cometer porque para tomar una decisión económica lo primero que debes hacer es conseguir la información necesaria para poder decidir de forma racional. En este caso se trata simplemente de dedicarte, durante un mes, a apuntar absolutamente todo lo que gastes. No será difícil si lo haces a diario, guardas los tiques y haces un poco de memoria para cuadrar la caja, en este caso tu bolsillo. Sí, lo primero es apuntar cuánto dinero tienes por la mañana, para luego al restar todo lo que te gastes durante el día compruebes que lo que tienes en el bolsillo coincide con tus cuentas y no se te ha olvidado apuntar nada. No menosprecies los pequeños gastos, seguramente te llevarás una sorpresa a final de mes.

Un vez que tengas todos los gastos, o conforme los vas reuniendo, tendrás que clasificarlos. El problema en economía es la información cuesta dinero, en tu caso, tiempo. Cuanta más información mejor será tu decisión, pero te llevará más tiempo. Me estoy refiriendo por ejemplo a si apuntas sólo Mercadona 32,50€ o te molestas en calcular cuánto ha sido comida, cuánto ha sido para limpieza, y cuánto para ese capricho que has visto al pasar por el pasillo 3.

En principio ya podrías tomar decisiones, pero si quieres hacerlo bien aún tendrás que trabajar un poco más. Hay muchos gastos que no se producen todos los meses, como el seguro de la casa y el coche, el impuesto de circulación y el IBI, los gastos de cumpleaños o reyes, la ropa… Así que deberías tomarte un tiempo para calcular cuánto tendrías que ahorrar cada mes para hacerles frente (obviamente, si haces el presupuesto durante un año en lugar de un sólo mes, tus cálculos serán más precisos).

Y llega la hora de ver el resultado. Ahora ya sabes en qué te gastas el dinero. Ya puedes tomar tus decisiones, y en un próximo post apuntaremos algunas ideas de economía al respecto.

 

Be Sociable, Share!
Etiquetado en:

Get Adobe Flash player