Hablando en plata

Cómo desarrollar una franquicia: evitar el ejemplo de Podemos

franquicia podemos mareaLas franquicias son una forma simbiótica de desarrollar un proyecto empresarial, donde tanto el que tiene la idea original como el franquiciado salen ganando, y funciona sólo en aquellos casos en los que esa ganancia realmente existe, es bilateral y se mantiene en el tiempo. En caso contrario está abocada al fracaso por renuncia de aquella parte que no obtiene beneficio de la cooperación.

Quizás el momento en que mayor beneficio recibe el franquiciado es precisamente en el inicio de su negocio, ya que la franquicia le aporta numerosas ventajas: una marca reconocida (como mínimo más que la que él podría crear en ese momento) y un know-how, un estilo de hacer las cosas que ya se ha testado y se sabe que funciona. Es evidente que si yo no sé nada de hostelería, me vendría muy bien que alguien me enseñara y por tanto pertenecer a una franquicia. Si ya tengo conocimientos la franquicia puede darme notoriedad, seguridad para el cliente, digamos que la fama inicial de que hago bien las cosas lo que acorta los plazos para obtener rentabilidad.

La política no suele darnos muchos ejemplos pero en estos días Podemos nos da dejado uno de manual, cuando en Galicia se ha encontrado con que su franquiciado no quiere usar la marca de la franquicia sino que prefiere mantener la suya propia… lo cual es como digo de manual. Podemos no quiso apoyar al franquiciado en sus inicios, y no le permitió usar su marca en las primeras elecciones. Tuvo que andar el camino sólo, creando su propia marca Marea. Y ha tenido éxito, así que…  ¿por qué iba ahora que ya tiene fama a renunciar a su marca para usar la de otro? Eso por no entrar en razones menos objetivas como el cariño que se crea hacia la marca propia. Por supuesto, detrás de esto no hay un análisis empresarial como el que yo muestro, sino más bien una simple cuestión práctica de poder: si uso mi marca, mando yo; en cuando use la marca de otro manda él y a mí me pueden echar mañana, que ni siquiera los amigos fundadores mantienen el puesto si se oponen al líder.

Siembra y cosecharás, quien siembra tormentas cosecha tempestades… si no me diste tu marca cuando me hacía falta ahora te la puedes guardar donde te quepa que dicen en mi pueblo, que no son muy amigos de los refranes.

Be Sociable, Share!

Get Adobe Flash player