Hablando en plata

Certificación energética de edificios, obligatoria para alquiler y venta

certificacion energetica, un tramite en lugar de un valor añadidoCuando se alquila o se vende un piso o un local, es interesante conocer cuál es el nivel de eficiencia energética del mismo ya que es un aspecto que influye en el precio. Es obvio que una casa mejor aislada consumirá menos en climatización y por tanto tendrá un precio mayor que otra con peores aislantes o ventanas, es obvio por tanto la utilidad de que un profesional certifique el estado de la misma, es evidente la utilidad de este certificado.

Hasta ahora teníamos un sencillo indicador: si las ventanas eran de esas de hierro, con cristales opacos, la casa necesitaba reformas… Los colegios de arquitectos, aparejadores o similar bien podrían haberse ocupado de enseñarnos las bondades de un certificado energético de la vivienda, lo útil que es para aumentar el precio de venta o alquiler, o para ahorrar con una mejor elección de inmueble al comprar o alquilar…pero están ocupados con otros temas. Los profesionales podrían haber incluido las bondades del servicio en su web, tratando de vender su producto, pero estaban ocupados ganando dinero antes y quejándose ahora por no ganarlo. Podrían haberlo pedido las asociaciones de consumidores, pero se ve que tampoco tenían ningún interés.

Así que tenemos a los profesionales que no veían interesante el tema, a los consumidores que no lo veían útil, y a los vendedores que tampoco le encontraban la menor utilidad, aunque insisto en que a mí me parece muy interesante, pero  llega nuestro querido Estado para poner la pica en Flandes, e imponernos a todos la obligación de un nuevo trámite: hemos terminado de discutir, ya no sirve para nada. En este punto el papelito deja de tener toda la importancia y utilidad que debiera, deja de aportar valor a la transacción informando de una importante característica, y pasa a ser un trámite burocrático más, un nuevo motivo para sancionar, una nueva forma de subvencionar a un sector que lo está pasando mal y que tiene prohibido recibir subvenciones directas como los agricultores, un nuevo trámite impuesto por obligación que por tanto será objeto de un odio profundo por parte de todos los que tengan que soportarlo.

Esto es España, un lugar donde algo útil no se explota por los profesionales, ni por los vendedores, ni se exige por los usuarios… un lugar donde el Estado lo impone, con su correspondiente régimen sancionador, consiguiendo así complicar un poco más las cosas, incentivar los alquileres en B, encarecer operaciones de forma absurda, y por supuesto desprestigiar el certificado en sí mismo que, ay queridos profesionales, ya por mucho que se esfuercen será difícil que nadie solicite uno bien hecho sino simplemente el más barato. Se impone la guerra de precios, donde el contenido es lo de menos, se trata de evitar la multa, de cumplir con un maldito trámite burocrático y por tanto nadie va a valorar las horas de dedicación de un profesional, poco importa la letra que nos den, porque no se busca el certificado sino sólo el dichoso papel… Una vez más todos perdemos, gracias señores políticos.

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “Certificación energética de edificios, obligatoria para alquiler y venta

  1. Misael

    Hola Ángel,

    De acuerdo en todo lo que has comentado.
    Algunos hemos visto como llegan las empresas de certificacion eléctrica al garaje y se dan una vuelta, expiden el papel y son 100 €uros de bellón. Es probable que esos precios tengan que ver con los cursos que les imponen el estado, las certificaciones y tasas que tienen que pagar… con lo que vamos a lo de siempre, el estado hace “negocio” con las imposiciones, que por nuestro bien (al menos eso dicen), hace a los ciudadanos.

    Yo tendría mejor consideración a todos estos certificados si el estado no formara parte de la cadena que ingresa, porque en los tiempos de escasez que atravesamos, desde el estado veo dificil que se les ocurra reglar algo que precise fondos públicos.

    Cada vez más son más las actividades del ciudadano que están gravadas con alguna tasa o impuesto, y muchas de ellas gravadas varias veces. ¿ Donde queda la libertad de empresa ? ¿ donde la libertad de mercado ? ¿ Como va a crecer una economia tan intervenida ?

    ¿ Pensarán proximamente en poner tasas por kilometro circulado en el coche, por uso de parques y jardines publicos, por volumen aproximado de aire aspirado, por numero de niños en tanto que generan gasto al estado en medicos y escolarizacion, por tener trabajo que es un bien escaso…. ? ¿ No habria que expedir certificados de correcto estado en bicicletas, cascos de ciclistas y motoristas, zapatos deportivos, gafas de visión, pasamanos en escaleras, sujeción de lámparas al techo, revisión de tejados y otros que pueden desprenderse y ocasionar accidentes .. porque “hay que garantizar que todo esté en perfecto estado para evitar accidentes y riesgos para el ciudadano” ?

    Estamos en unos tiempos en los que el dinero escasea y los impuestos están al alza. El dinero, el poco, se va enseguida pagando hipoteca o alquiler, letra del coche y comida… Según cuentan, lo de Detroit, su quiebra, se debe a la deslocalización de empresas. Las admones. públicas han de ser eficientes en su gasto. No vale con gastar a manos llenas. La economía se resiente y las empresas no son amebas incapaces de encontrar otras condiciones más ventajosas, sino más bien al contrario y por ley natural, la empresa buscará la rentabilización de sus activos.

    Es verdad que el estado precisa una organización y para ello fondos publicos. Pero segun mi entender de cosas, el estado ha de ser siempre subsidiario y proponer directrices, no imponer normas, siempre que se pueda.

    Es verdad Ángel, se ha perdido una estupenda oportunidad donde los actores implicados en los asuntos vivienda hubieran propuesto formas de dar un mejor servicio al ciudadano. Otra vez será.

    Recibe un cordial saludo


Get Adobe Flash player